29/03/2020 19:20 hs

Uruguay | REZARON EL SANTO ROSARIO A UNA SOLA VOZ. | 28.01.2020 00:00

Casi 22.000 participan del Gran Rosario de Bendiciones para las Familias en Montevideo

La multitud de fieles de Uruguay y otros provenientes de Venezuela, Cuba, México, Argentina, Paraguay y Brasil participaron del 9 Gran Rosario de Bendiciones para las Familias en Montevideo, en la Rambla del Buceo. "Entre María y la Eucaristía la Iglesia en el Uruguay puede encontrarse bien sujeta sabiendo que ningún enemigo podrá contra ella, y que será para nosotros un año de victoria, de la mano de María llevándonos a Jesús su hijo", reflexionó el cardenal Daniel Sturla. 

data imagen

Twitter Iglesia Católica en Montevideo.

Casi 22.000 fieles de Uruguay y otros provenientes de Venezuela, Cuba, México, Argentina, Paraguay y Brasil participaron del 9 Gran Rosario de Bendiciones para las Familias en Montevideo, en la Rambla del Buceo, el sábado 25 de enero. Tras recibir la imagen de la Inmaculada Concepción y antes del rezo del Rosario, el cardenal y arzobispo local, Daniel Sturla, indicó que la Iglesia en Uruguay "está entre María y la Eucaristía", precisó 'ACI Prensa' en una nota de Giselle Vargas. 

El prelado rememoró que en noviembre de 2019 la Iglesia renovó su consagración a la Virgen María, tal como lo hizo san Juan Pablo II en su visita al país en 1988. Aseguró que los fieles viven un momento especial camino al próximo Congreso Eucarístico Nacional que se realizará en octubre. "Entre María y la Eucaristía la Iglesia en el Uruguay puede encontrarse bien sujeta sabiendo que ningún enemigo podrá contra ella, y que será para nosotros un año de victoria, de la mano de María llevándonos a Jesús su hijo", reflexionó Sturla.

"Entre María y la Eucaristía nuestra Iglesia podrá ayudar a que el Uruguay venza los dolores y dificultades que viven nuestras familias. Decimos sí a la vida, no a la muerte; sí a la unión de las familias, no a la división de ellas; sí a la paz en las familias, no a la violencia familiar; sí a la paz social, no que nos roben esa paz que vivimos. La victoria llegará de la mano de María para todo el Uruguay que necesita de Cristo", aseguró. Posteriormente, la multitud rezó el santo Rosario a una sola voz y el cuarto misterio se oró en silencio.