"A DIOS LE OFENDE QUE ULTRAJEMOS A SU MADRE".

Queman imágenes de la Virgen de la Candelaria y San Lorenzo en un santuario de Chile

Un desconocido quemó con velas dos imágenes del interior del santuario de la Candelaria en el norte de Chile. El obispo de Copiapó, Celestino Aos, lamentó este hecho. "No encuentro palabras atinadas porque mi pena y mi dolor son muy grandes. A través de esa imagen de la Virgen nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros mismos trajimos a Dios nuestras angustias y esperanzas, nuestras penas y alegrías, las fatigas de nuestro trabajo y el peso de nuestro pecado. Hoy presentamos nuestra pena y nuestro dolor, y la maldad de ese hermano nuestro que los causó", sostuvo. 

Un desconocido quemó dos imágenes, la de la Virgen de la Candelaria y de San Lorenzo, del interior del santuario de la Candelaria en ciudad chilena de Copiapó, el 11 de agosto pasado. La Fiscalía de Atacama realiza las investigaciones pertinentes para identificar al individuo, que según registran las cámaras de seguridad, con velas del lugar prendió fuego a ambas imágenes religiosas.

El obispo de Copiapó, Celestino Aos, condenó los hechos y recordó que las imágenes representan a seres queridos y hacen de puente para contactar con ellos. "No encuentro palabras atinadas porque mi pena y mi dolor son muy grandes. Nos han quemado la imagen de nuestra Virgen Candelaria; nos han quemado la imagen de nuestro San Lorenzo. A través de esa imagen de la Virgen nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros mismos trajimos a Dios nuestras angustias y esperanzas, nuestras penas y alegrías, las fatigas de nuestro trabajo y el peso de nuestro pecado. Hoy presentamos nuestra pena y nuestro dolor, y la maldad de ese hermano nuestro que los causó. A Dios le ofende que ultrajemos a su Madre", aseguró el prelado.

Este ataque ocurre en medio de las actividades de preparación de la llamada 'Fiesta Chica de La Candelaria', que se celebrará este 15 de agosto. Durante estos días la comunidad se reúne para el rosario de las 19 horas, la novena y posterior misa. El sacerdote y rector del santuario, Francisco Javier Medina, afirmó que "la fiesta continuará de acuerdo al programa, porque un lamentable incidente como este no perjudicará las manifestaciones de devoción y amor a la  Madre Candelaria". "Celebraremos la eucaristía junto al pueblo de Dios que se congrega en este Santuario, la del 11 de agosto será también una Misa reparatoria o de desagravio por este doloroso ataque a nuestra fe. Se espera que a esta eucaristía asista un gran número de fieles, impactados por este hecho de violencia", sostuvo Medina. 

Fuente: Conferencia Episcopal de Chile y Publimetro.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.