"EL PENSAMIENTO ÚNICO SE CONVERTIÓ EN LEY EN NUESTROS DÍAS".

Obispo en España: "La ideología de género es una metástasis del marxismo"

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, aseguró que dicha corriente fue "diseñada para confrontarse con la familia y con la misma concepción natural del hombre". "La persona desvinculada de la familia y de su propia naturaleza, es plenamente manipulable por el proyecto consumista. Al totalitarismo no le interesan las familias sanas y fuertes, sino las personas solitarias y desvinculadas", denunció Munilla. 

18.08.2015  |  Género  |  Jennifer Almendras.

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, aseguró que la ideología de género es una metástasis del marxismo, durante la Misa por el día de la Asunción, en la Basílica de Santa María del Coro en la ciudad española. Aseveró que en Occidente la cultura asumió una nueva ideología, "la ideología de género que está ocupando el rol del alma de Occidente, anteriormente disputada por el marxismo y el humanismo cristiano".

Munilla recordó que en diversas ocasiones Francisco se refirió a la novela de Robert Hugh Benson 'El Señor del Mundo', escrita en 1907, como una clave hermenéutica para comprender la crisis contemporánea y la "colonización ideológica que desde la teoría de género se está imponiendo a todos los pueblos y culturas". "Todo apunta a que la ideología de género no es sino una metástasis del marxismo, asumida ahora por la cultura secularizada y que ha sido diseñada para confrontarse con la familia y con la misma concepción natural del hombre. El pensamiento único se ha convertido en ley en nuestros días. Se ha pasado del relativismo a la dictadura del relativismo y, en el ámbito político, los supuestos contendientes no presentan diferencias sustanciales en lo que al pensamiento antropológico y moral se refiere. En realidad, hoy en día, un secularizado de derechas piensa sustancialmente lo mismo que un secularizado de izquierdas. Hay que tener la clarividencia necesaria para percatarnos de que lo que llamamos políticamente correcto, finalmente convertido en ley, se identifica con la ideología de género, que tiene en su agenda la deconstrucción del matrimonio y de la familia, en el objetivo de poder controlar a su antojo la misma humanidad", lamentó.

"La persona desvinculada de la familia y de su propia naturaleza, es plenamente manipulable por el proyecto consumista, y al totalitarismo no le interesan las familias sanas y fuertes, sino las personas solitarias y desvinculadas. La victoria plena de este 'nuevo orden' sólo se puede conseguir desterrando el principio de subsidiariedad, hasta eliminar cualquier institución intermedia entre el Estado y el individuo", ha sostenido. De esta forma, el ser humano se somete al 'dios Estado'; y no le queda más remedio que seguir los dictados del consumismo, en obediencia plena y sumisión a lo políticamente correcto. Es previsible que en el futuro hayamos de pagar un precio alto por mantener una conciencia crítica frente a este pensamiento único", aseveró el prelado.

Fuente: Libertad Digital.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.