ESTIMAN QUE HAY AÚN 300 PERSONAS BAJO TIERRA.

11 niños que iban a tomar la primera comunión mueren en un alud en Guatemala

33 niños iban a tomar su primera comunión en la iglesia de Santa Catarina Pinula, en Guatemala, el 4 de octubre, pero 11 de ellos fueron víctimas del alud del jueves pasado que hasta el momento se cobró la vida de 112 personas. Este domingo, en la misma iglesia donde se iba a celebrar el acto litúrgico, los protagonistas fueron el dolor y la desolación de decenas de personas.

33 niños iban a tomar su primera comunión en la iglesia de Santa Catarina Pinula, en Guatemala, el 4 de octubre, pero 11 de ellos fueron víctimas del alud del jueves pasado que hasta el momento se cobró la vida de 112 personas. Este domingo, en la misma iglesia donde se iba a celebrar el acto litúrgico, los protagonistas fueron el dolor y la desolación de decenas de personas.

Tres días después sólo 22 chicos pudieron tomar el sacramento de la eucaristía. Una ocasión de felicidad que, desgraciadamente, se transformó en un acto de luto. En el mismo espacio se velaban dos cuerpos de las víctimas del alud y las niñas que hacían su comunión pasaban frente a los ataúdes con sus vestidos blancos y la mirada triste.

"Usualmente se hace un almuerzo en la casa con música y se celebra, pero hoy no haremos nada por respeto a los 11 niños que no pudieron venir a su primera comunión", comentó Raúl Salazar, un padre que llevó a su hija de 7 años para que recibiera el sacramento. Los encargados de rescatar a más de un centenar de cadáveres, estiman que aún hay otras 300 personas que quedaron enterrados bajo tierra tras la catástrofe

Fuente: El País CR.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.