DURANTE EL SÍNODO ARQUIDIOCESANO EN LIMA.

Más de 15.000 fieles participan de la Misa por la Nación y la Familia en Perú

Más de 15.000 personas participaron de la Misa por la Nación y la Familia, presidida por el cardenal y arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani. La celebración contó con la presencia de la venerada imagen del Señor de los Milagros, en la tradicional celebración del 'mes morado'. El prelado pidió al Patrono de la ciudad peruana para que no exista más el aborto, al recordar que éste no es un derecho, y exhortó a cuidar el matrimonio, la familia y defender la juventud.

20.10.2015  |  Perú  |  Jennifer Almendras.

Más de 15.000 personas participaron de la Misa por la Nación y la Familia en Lima, durante el XX Sínodo Arquidiocesano, el 18 de octubre pasado, presidida por el cardenal y arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani. La celebración contó con la presencia de la venerada imagen del Señor de los Milagros, patrono de la ciudad, en la tradicional celebración del 'mes morado'. En octubre, el llamado 'mes morado', una multitudinaria procesión que parece un gran cuerpo color morado, por la ropa morada que usan los fieles, recorre las calles del centro de la capital peruana, durante varios días.

"Da una emoción y alegría muy grande ver cómo Jesús, el Señor de los Milagros, nos reúne en esta mañana. La procesión para nosotros es parte de nuestra identidad. Jesús comparte la vida con todos, escucha nuestras inquietudes, colabora con nuestras vidas, con nuestras necesidades, se alegra por los que están alegres y llora por los que lloran. El Señor de los Milagros ha pasado por todas las etapas de nuestra patria. Él ha visto cómo han cambiado los gobiernos, los terremotos, cuando la selección ganaba o perdía. El Señor de los Milagros es el gran testigo de la historia del Perú", sostuvo Cipriani.

El prelado pidió al Patrono de la ciudad para que no exista más el aborto, al recordar  que éste no es un derecho, y exhortó a cuidar el matrimonio, la familia y defender la juventud. "El aborto no es un derecho, es un crimen. Le pedimos al Señor de los Milagros ese gran milagro de decir siempre: aborto no y sí a la vida. No nos digan que nos callemos lo que Jesús nos ha enseñado. El Señor de los Milagros está aquí con nosotros, Él nos enseña en el Perú a cuidar la vida, el matrimonio y la familia, que vivamos unidos, que haya un progreso para todos. El Señor sigue haciendo el milagro de bendecir al pueblo peruano. Hay algunas cosas que como católicos tenemos que defender. Tenemos que defender a esta juventud, tenemos que mostrarle un mundo alegre, con esperanza. Que la juventud no se venda fácil a cualquier cosa, hay que estudiar, hay que aprender la fe, ayudar a los demás. La juventud necesita más que nunca una luz que se encienda", aseguró. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.