CLAUSURA DEL AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA.

Cardenal Scherer: "Cada comunidad evidencie aquella misericordia que se identifica con su carisma"

El arzobispo de San Pablo, Brasil, Odilo Scherer, afirmó que para que haya una "afirmación renovada de la vida consagrada religiosa dentro de nuestro tiempo", cada congregación debe colocar más en evidencia la riqueza de sus fundadores y santos, así como sus carismas. 

El cardenal y arzobispo de San Pablo, Brasil, Odilo Scherer, propuso que "cada comunidad coloque en evidencia aquella misericordia que se identifica con su carisma", al presidir la ceremonia por la clausura del Año de la Vida Consagrada, que reunió religiosos, religiosas y laicos consagrados en la Parroquia Nuestra Señora Auxiliadora, en la Arquidiócesis local, en la fiesta de la Presentación del Señor. 

"Recordamos las varias consagraciones a Dios, pero de un modo todo particular la consagración a Dios en la vida religiosa mediante los votos, que son un don, un carisma precioso para la Iglesia, que Dios despertó en la Iglesia y continúa despertando y diversifica según las necesidades de cada tiempo y lugar. Espero que este año haya ayudado a la vida consagrada a encontrarse y a reencontrarse y, así, en la Iglesia, a prestar su parte en el servicio de la evangelización", sostuvo el prelado. 

Scherer afirmó que para que haya una "afirmación renovada de la vida consagrada religiosa dentro de nuestro tiempo", cada congregación debe colocar más en evidencia la riqueza de sus fundadores y santos, así como sus carismas. En el Año de la Misericordia, enfatizó que los consagrados dedicados a tantas obras de misericordia concretas "son señal de la misericordia de Dios en medio de los hombres" y pidió a los religiosos que continúen siendo "dinamizadores de la práctica de las obras de misericordia en medio del pueblo", al auxiliar a las personas a vivir de la mejor forma posible ese Jubileo extraordinario. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.