CON EL DINERO DE LOS CIUDADANOS.

Ayuntamiento de Barcelona se burla obscenamente del Padrenuestro

El Ayuntamiento de Barcelona, a cargo de Ada Colau, permitió y consintió la burla de la poetisa Dolors Miquel cuando recitó un padrenuestro blasfemo. "El insulto no puede ser calificado de creatividad. Para ellos la libertad de expresión solo es su 'derecho' de insultar a los católicos", aseveró el líder municipal del Partido Popular, Alberto Fernández.

El Ayuntamiento de Barcelona, a cargo de Ada Colau, permitió y consintió la burla de la poetisa Dolors Miquel cuando recitó un padrenuestro blasfemo durante la entrega de los premios Ciutat de Barcelona, frente a una sonriente alcaldesa local que prefirió omitir el incidente durante su discurso e hizo como no hubiese escuchado nada, el 15 de febrero pasado. 

La realización de la ceremonia de premios, que le costó al municipio español 140.000 euros, fue otro evento en el que los católicos volvieron a ser víctimas de los ataques de los representantes del partido político Podemos. La blasfemia explicita pareció divertirle a la alcadesa, quien al final del acto le dijo a Miquel que "a esta ciudad le conviene 'dispintinarse'; dejar de lado los prejuicios y que fluyan las ideas y las emociones; y os agradezco que hayáis roto el hielo en este Salón de Cent". 

Frente a dicho acto contra los cristianos, el líder municipal del Partido Popular (PP), Alberto Fernández Díaz, abandonó el Salón en el que se celebraron los premios por "la falta de respeto que se había cometido, no por un tema de creencia religiosa", según explicó en Twitter. "Ese poema es una ofensa a la población católica. El insulto no puede ser calificado de creatividad. Para ellos la libertad de expresión solo es su 'derecho' de insultar a los católicos", aseveró Fernández. 

Fuente: Actuall.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.