"PREOCUPADOS POR EL CRECIMIENTO DE LA FE".

China quiere formular una teología cristiana "compatible con el camino hacia el socialismo"

Los últimos informes indicaron que pronto el gobierno comunista obligará a todas las autoridades religiosas a llevar tarjetas de identificación, de lo contrario perderán el derecho a predicar en público. 

08.03.2016  |  China  |  Jennifer Almendras.

El director de la Administración Estatal de Asuntos Religiosos, Wang Zuo’an, sostuvo que el gobierno quería formular una teología cristiana "compatible con el camino hacia el socialismo" gobernante que rige el Partido Comunista, para controlar la propagación del cristianismo, El crecimiento de la fe cristiana puede ser visto como un fracaso del sistema, desde la 'revolución' en 1940, que sostiene que el pueblo chino no debe creer en ningún dios. Oficialmente, en la actualidad hay unos 100 millones de cristianos en el país más poblado del mundo. Los expertos creen que el número puede ser tres veces mayor. 

La Santa Sede y China no tienen relaciones diplomáticas desde 1951 tras la llegada del Partido Comunista al poder. Por ende, las iglesias católicas chinas no están bajo la autoridad del Papa. La Conferencia Episcopal y la Asociación Católica Patriótica China anunciaron que seguirán con la defensa de las directrices oficiales sobre el nombramiento de los líderes en las iglesias. La ONG International Christian Concern (ICC) que acompaña a la represión de la iglesia en el país indicó que "el cristianismo está pasando por tiempos difíciles en China, pero su número sigue creciendo", lo que es "testimonio de la fuerza del Evangelio, no del éxito del gobierno y del Estado". 

Además, de los católicos otras confesiones cristianas padecen las intervenciones del gobierno. El pastor de la mayor iglesia protestante más grande en China, Gu Yuese, fue detenido el mes pasado por oponerse al control estatal. "El liderazgo político está cada vez más preocupado por el rápido crecimiento de la fe cristiana y su presencia pública, más allá de su influencia social", aseguró Bob Fu, presidente de la misión de China Aid. Muchas iglesias en la China continental fueron destruidas y sus pastores siguen encarcelados. Los últimos informes indicaron que pronto obligarán a todas las autoridades religiosas a llevar tarjetas de identificación, de lo contrario perderán el derecho a predicar en público. Inicialmente esto se hará para los sacerdotes y monjes budistas. El representante de International Christian Concern, Nate Lance, aseveró que la práctica recuerda a los tiempos donde gobernaba el nazismo. 

Fuente: Noticia Cristiana.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.