ESCAPAN DE PRESIONES, ACOSO Y AMENAZAS.

Miles de cristianos discriminados en Pakistán buscan refugio en Tailandia

Una fuente, anónima por razones de seguridad, aseguró que "muchos pakistaníes llegan a Tailandia, pero pronto su sueño de paz se desvanece".  "El refugiado se ve obligado a situaciones de clandestinidad, siendo víctima frecuentemente de tráficos oscuros y de trabajos serviles. Las mujeres y los niños son encarcelados sin distinción", aseveró. 

Miles de cristianos de Pakistán, que dejan su tierra natal donde islamistas ejercen presiones, acosos, amenazas y represalias en su contra, buscan refugio en Tailandia. Una fuente, anónima por razones de seguridad, aseguró que "como el viaje cuesta poco y es fácil recibir el visado de turista, muchos pakistaníes llegan a Tailandia, pero pronto su sueño de paz se desvanece", debido a las disposiciones legales del país asiático. 

"El refugiado, que oficialmente no es tal, se convierte en un ilegal y un criminal. No puede tener un trabajo legal y no tiene derecho a la asistencia sanitaria. Se ve obligado a situaciones de clandestinidad, siendo víctima frecuentemente de tráficos oscuros y de trabajos serviles. Las Ong que trabajan en este sector están en contacto con muchos pakistaníes encarcelados acusados de delitos comunes. Las mujeres y los niños son encarcelados sin distinción. Las parroquias, la gente común, algunas organizaciones, les ayudan como pueden, violando de alguna manera las disposiciones de la policía", aseveró. 

Tailandia, donde 95% de su población son budistas, es uno de los países que no firmó la Convención sobre los Refugiados de 1951 ni el posterior Protocolo de 1967, lo que implica que quienes lleguen al país pronto se ven privados de derechos y protección. La visa de turista caduca en un mes y necesitan dinero para extenderla más tiempo y los procedimientos previstos para los solicitantes de asilo puede tomar de 3 a 5 años. 

Fuente: Fides.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.