"HAY LABOR DE LA IGLESIA EN ENTREGA DE SACERDOTES Y MONJAS".

Cardenal Cipriani firma convenio con Ministerio de Salud que beneficiará a los más pobres de Lima

El arzobispo primado de Lima, Juan Luis Cipriani, afirmó darán "un servicio añadiendo algo muy importante, ese amor que es vocación en el sacerdote, en la religiosa, el amor, el cariño, la cercanía con el enfermo, la cercanía con los familiares", tras el convenio que permitirá atender a los más pobres en los centros de asistencia que tiene la Iglesia en la capital peruana. 

04.04.2016  |  Salud  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y arzobispo primado de Lima, Juan Luis Cipriani, asistió a la ceremonia de Suscripción del Convenio Marco entre el Arzobispado de Lima y el Ministerio de Salud, el 1 de abril, que permitirá atender a todos los asegurados del Sistema Integral de Salud (SIS) en los centros de asistencia que tiene la Iglesia en la capital peruana, lo cual beneficiará a los más necesitados, dado que "la Iglesia, lo que hace en este caso, de manera muy sencilla es poner a disposición de la gente más pobre, la infraestructura que tiene de salud con unas limitaciones porque no es fácil financiar de modo gratuito a gente que no tiene nada".

"Con este convenio se abre un panorama de gran esperanza, porque ese mismo trabajo cuenta ahora con el apoyo del SIS, es decir, las atenciones que toda esa gente va a solicitarnos cuando uno acredita la atención que ha dado a esas personas, el seguro cubre, por lo tanto, médicos, medicinas o enfermeras, todo ese aparato que requiere la atención de la gente humilde, hoy, el Estado, con este nuevo enfoque de comprar, como dice el señor Ministro, cuando sus instalaciones, como lo vemos, están saturadas, entonces, bueno, quién quiere ayudarme a atender a los más pobres, la Iglesia dice, yo, pongo esta red, que no es tan grande pero que irá ampliándose para que esa gente pobre pueda ser reconocida en el Servicio Integral de Salud en las postas, policlínicos, en atención que brinda la Iglesia", aseguró el prelado. 

Cipriani recordó que el problema de no atender enfermedades simples a tiempo genera que estas se vuelvan mortales y también que las entidades públicas y privadas deben trabajar de la mano. "Un porcentaje alto de la gente que requiere atención médica, son cosas relativamente sencillas, males estomacales, problemas de alergia, respiratorias, cosas que si no hay una atención rápida se convierten en enfermedades mortales. Entonces mucha de esta atención inmediata y relativamente de primer nivel es algo que puede ayudar a reducir esa enorme demanda. Son cosas que hace la colaboración público-privado, unas normas que hay que cumplir para calificar y un servicio que lo damos añadiendo algo muy importante, añadimos ese amor que es vocación en el sacerdote, en la religiosa, el amor, el cariño, la cercanía con el enfermo, la cercanía con los familiares. Hay mucha labor de la Iglesia que no está en ningún lado, está en el corazón de la gente, por eso nos quieren y está en la entrega de las religiosas y sacerdotes", sostuvo. 

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.