"VAN CONTRA LA LIBERTAD RELIGIOSA DEL 70% DE CRISTIANOS CHILENOS".

Atacan dos iglesias católicas en La Araucanía y en Santiago de Chile

Durante la madrugada del 4 de agosto, extremistas mapuches quemaron una iglesia, en Pidima, en la región de La Araucanía. Horas más tarde, antes de iniciarse una marcha estudiantil en la capital del país, ocho sujetos arrojaron bombas molotov a la emblemática Iglesia de la Gratitud Nacional, que ya fue profanada por una turba de encapuchados, en junio pasado. 

Nuevo ataque a la iglesia de la Gratitud Nacional

La Iglesia Católica en Chile padeció dos ataques contra sus templos en dos regiones de Chile, el 4 de agosto. Durante la madrugada, extremistas mapuches quemaron una iglesia, en Pidima, en la región de La Araucanía. Horas más tarde, por la mañana, antes de iniciarse una marcha estudiantil en Santiago, ocho sujetos arrojaron bombas molotov a la emblemática Iglesia de la Gratitud Nacional, que ya fue profanada por una turba de encapuchados, en junio pasado. 

El templo incendiado quedó completamente destruido. En el lugar se encontraron carteles sobre el conflicto mapuche, como ya ocurrió en más de una docena de iglesias y capillas quemadas e incluso un seminario, en diferentes partes de la región, desde comienzo de este año. Sin embargo, el ataque a las iglesias es incomprensible. En las consignas dejadas, los extremistas se manifestaron contrarios a la mesa de diálogo promovida por las autoridades. Por otro lado, en la capital del país trasandino el fuego contra a la Iglesia de la Gratitud Nacional fue producido por los artefactos lanzados, por encapuchados vestidos de estudiantes, a una de las puertas del lugar, que fue controlado gracias a la rápida acción del portero y el sacristán, que usaron extintores para controlarlo. 

"Cuando se atenta contra una iglesia no se atenta sólo contra una estructura física. Se atenta contra la opción de personas concretas que tienen una visión trascendente y adhieren a la visión de la Iglesia cristiana Católica. Más del 70 % de la población en Chile dice ser cristiana por lo que se atenta contra aquella libertad religiosa", aseveró Galvarino Jofré, sacerdote y director de la comunidad religiosa Salesianos Alameda que tiene a cargo el templo. El presbítero calificó este ataque de "un despropósito" del que "nadie se hace responsable", además de destacar que como se trata de una iglesia patrimonial, tiene una importancia "no sólo para la Iglesia sino para la historia del país".

Nuevo ataque incendiario en iglesia católica de La Araucanía 

Fuente: ACI Prensa y Fides.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.