SEPARACIÓN ENTRE IGLESIA Y ESTADO.

Iglesia Luterana Noruega deja de depender de forma directa del Estado

Más de 1.700 pastores y otros puestos eclesiásticos ya no son empleados públicos nombrados por el país nórdico. El rey Harald V dejó de ser la máxima autoridad de esta iglesia y desapareció la obligación formal de que la mitad del gobierno profese la religión protestante. La secretaria general de la Asociación Humanista Noruega, Kristin Mile, aseveró que "no se trata de una separación real". 

La Iglesia Luterana Noruega, que perdió en 2015 la cifra récord de 15.486 miembros, se apartó de forma directa del Estado desde el 1 de enero, tras culminar un proceso iniciado la década pasada. Más de 1.700 pastores y otros puestos eclesiásticos ya no son empleados públicos nombrados por el país nórdico. El Parlamento noruego aprobó la iniciativa de forma unánime en mayo pasado, ocho años después de que una mayoría de la Cámara logró un acuerdo. 

El rey Harald V dejó de ser la máxima autoridad de esta iglesia y desapareció la obligación formal de que la mitad del gobierno profese la religión protestante. Pese a que las instituciones están formalmente separadas y la protestante no es la religión oficial, la Iglesia Luterana es considerada aún "la Iglesia Nacional Noruega y será apoyada como tal por el Estado". La secretaria general de la Asociación Humanista Noruega, Kristin Mile, aseveró que "no se trata de una separación real"

"El Parlamento dio un paso adelante esta vez, pero no lo suficiente largo", denunció Mile, al sostener que mientras se mantenga esa formulación, la Iglesia Luterana continuará siendo en la práctica estatal y vinculará a los noruegos con una determinada confesión. Las autoridades noruegas, que consideran que necesitan más dinero para su etapa como institución independiente, asignaron 209.000.000 de euros a la Iglesia Luterana para el 2017. 

Fuente: W Radio.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.