CITÓ ROMANOS 1, 26-27.

Archivan denuncia que pretendía censurar a sacerdote por decir que las relaciones homosexuales son pecado

El párroco de la Inmaculada Concepción de L’Hospitalet de Llobregat, en Barcelona, Custodio Ballester, explicó que "las leyes LGTB llevan hacia una dictadura en la que no se puede discrepar", y que si los presbíteros "no dicen la verdad, la sociedad va a pensar que eso de ser gay 'está bien'". 

La denuncia contra el párroco de la Inmaculada Concepción de L'Hospitalet de Llobregat, en Barcelona, Custodio Ballester, por predicar, en la homilía del 24 de junio pasado, que las relaciones homosexuales son pecado, fue archivada. Es la enésima denuncia que el lobby LGTB hace contra clérigos que quedó desestimada. 

Ballester explicó que "las leyes LGTB llevan hacia una dictadura en la que no se puede discrepar", y que si los presbíteros "no dicen la verdad, la sociedad va a pensar que eso de ser gay 'está bien, que es guay'". "La condición de cada uno, ser homosexual, no es un pecado en si mismo. Lo que sí es pecado es la acción. Un homosexual está llamado a vivir la castidad, como un soltero o un sacerdote. La moral católica nos dice que hay actos impuros que manchan nuestra alma", indicó.

"Mi sermón estaba emmarcado en el contexto del 'Orgullo Gay'. Estas manifestaciones exteriores están hiriendo el pudor de mucha gente y también de muchos homosexuales que no están de acuerdo con esta sobreactuación. Creo que hay una presión política y hasta legal y jurídica, para que la gente acabe aceptando como normal una cosa que veo que moralmente no lo es", denunció el sacerdote. 

Fuente: Religión en Libertad.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.