ESTUVO RAPTADA DURANTE DOS AÑOS.

Joven cristiana secuestrada y abusada por Boko Haram perdona a los islamistas

La joven cristiana Rebeca Bitrus, de 24 años, afirmó que perdonó a los yihadistas. Por los golpes que recibió durante su cautiverio, perdió al bebé que gestaba. Además, asesinaron a su hijo Jonatán, de un año, que se ahogó, tras ser arrojado a un lago. Recordó que los captores "las hacían rezar cinco veces al día las plegarias musulmanas". 

20.09.2017  |  Nigeria  |  Jennifer Almendras.

La joven cristiana Rebeca Bitrus, de 24 años, que raptada y abusada por Boko Haram en Nigeria, afirmó que perdonó a los islamistas, durante la presentación de la campaña 'Libres ante el terror' de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada en España (ACN). Indicó que antes del ataque de los extremistas, ella residía en la localidad de Baga, en el norte del país, junto con su esposo y sus dos hijos Zacarías y Jonatán, que tenían tres y un año. 

Bitrus, que estaba embarazada de su tercer hijo, no logró huir de los islamistas. Estuvo secuestrada durante dos años, juntos a sus dos hijos. Precisó que Boko Haram obligaron a "las cristianas secuestradas a realizar trabajos forzados y las convirtieron en esclavas sexuales". Aseguró que "las hacían rezar cinco veces al día las plegarias musulmanas". "Cuando gritaban Allah Akbar, yo rezaba en mi interior: 'Jesús sálvame'", recordó. 

Por los golpes que recibió, perdió al hijo que gestaba. Producto de las violaciones de los yihadistas quedó embarazada y tuvo que dar a luz sola. Jonatán, de un año, murió ahogado, tras ser arrojado a un lago. Posteriormente, logró huir con su hijo Zacarías y el recién nacido, y se pudo encontrar con su esposo. Actualmente, vive con su familia en un campo de refugiados en la ciudad de Maiduguri y recibe asistencia de la Iglesia. 

 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.