ESE ES SU PRINCIPAL OBJETIVO.

Arzobispo de Estados Unidos ratifica que las escuelas católicas deben "dar testimonio de Jesucristo, para amar a Cristo y dar gloria a Dios"

El arzobispo de Detroit, Allen Vigneron, afirmó que en la educación católica hay que "glorificar a Dios en todo lo que hacemos en respuesta a su amor por nosotros", por lo cual allí se tienen que formar santos y preparar las almas para el encuentro con Dios. Precisó que estas escuelas deben ayudar a "ofrecer un sacrificio junto con el sacrificio de Cristo, quien ofreció su cuerpo y sangre para nuestra salvación". 

Facebook Archdiocese of Detroit.

01.02.2019  |  Educación  |  Jennifer Almendras.

El arzobispo de Detroit, Allen Vigneron, reiteró que el principal objetivo de la educación católica es "prepararse para hacer las buenas obras que pertenecen al discípulo cristiano", dado que en todo lo que se hace allí se prepara "para dar testimonio de Jesucristo, para amar a Cristo y dar gloria a Dios", al presidir una Misa por la Semana de las Escuelas Católicas en la Catedral del Santísimo Sacramento. 

El prelado precisó que las instituciones católicas deben principalmente en formar santos y preparar las almas para el encuentro con Dios en la Eternidad. "Lo que haces en tu vida, lo haces como ofrenda junto con la ofrenda de sacrificio. Recuerda, nunca hay amor sin sacrificio. En tus estudios, tienes que sacrificarte para avanzar", aseguró. 

"A veces luchas, pero eso es lo que significa ofrecer a Dios. De eso se tratan nuestras escuelas, para ayudarnos a ofrecer un sacrificio junto con el sacrificio de Cristo, quien ofreció su cuerpo y sangre para nuestra salvación", indicó Vigneron, quien explicó que en la educación católica se debe "glorificar a Dios en todo lo que hacemos en respuesta a su amor por nosotros".

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.