"LA SALVACIÓN LLEGA POR LA CRUZ".

Obispo de Chile reflexiona que de "nuestra actitud frente a Jesucristo dependerá la propia salvación"

El obispo de Villarrica, Francisco Javier Stegmeier, precisó que "Cristo, como luz del mundo, viene al encuentro de la humanidad envuelta en las tinieblas del pecado, de la muerte y del error", y que "para que cada hombre lo reconozca como el Salvador, es el mismo Señor quien suscita en su interior el anhelo de buscarlo".

04.02.2019  |  Obispos  |  Jennifer Almendras.

El obispo de Villarrica, Francisco Javier Stegmeier, afirmó que "cada uno de nosotros está llamado a entrar en el plan de amor de Dios" y que "de nuestra actitud frente a Jesucristo dependerá la propia salvación", al reflexionar sobre la celebramos la Fiesta de la Presentación del Señor que celebra la venida de Cristo al mundo que "renueva la alegría de los pobres que lo esperan todo de su salvación y nos insta a que profesemos públicamente nuestra fe". 

"Esta Fiesta también nos recuerda que la Salvación llega por la Cruz, pues Cristo será 'signo de contradicción' y a María una espada le atravesará el corazón (Lc 2, 34.35). En la Cruz, la Presentación se convertirá en un sacrificio ofrecido por Cristo al Padre para nuestra redención. Jesús acepta voluntariamente el designio de su Padre, del mismo modo como lo hace la Virgen, al decir: 'Hágase en mí según tu palabra' (Lc 1,38)", explicó el prelado. 

Indicó que "el querer de Cristo es iluminar con su luz a todos los hombres, por lo tanto, es nuestro derecho y nuestro deber evangelizar todas las realidades humanas". "Cristo, como luz del mundo, viene al encuentro de la humanidad envuelta en las tinieblas del pecado, de la muerte y del error. Para que cada hombre lo reconozca como el Salvador, es el mismo Señor quien suscita en su interior el anhelo de buscarlo", aseguró Stegmeier. 

Fuente: Conferencia Episcopal de Chile.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.