MUCHOS NUNCA ABANDONARON SU IGLESIA POR MIEDO A QUE LOS MATEN.

Católicos en Nigeria están dispuestos a mantenerse firmes en la fe "hasta la muerte" pese a la persecución de islamistas

El sacerdote nigeriano que desarrolla su ministerio en la Diócesis española de Cartagena, Kenneth Chukwuka Iloabuchi, indicó "los cristianos que celebran las Misas los domingos, entran en una iglesia pero no saben si volverán a salir", y que pese a la persecución que padecen de Boko Haram quienes "quieren borrar en este mundo las huellas del cristianismo", ellos se mantienen firmes "alabando a Dios, rezando". 

20.02.2019  |  Nigeria  |  Jennifer Almendras.

El sacerdote nigeriano que en la actualidad desarrolla su ministerio en la Diócesis española de Cartagena, Kenneth Chukwuka Iloabuchi, aseguró que los católicos en su país natal están dispuestos a mantenerse firmes en la fe "hasta la muerte", pese a la persecución que padecen de islamistas como Boko Haram que "quieren borrar en este mundo las huellas del cristianismo". Precisó que "los cristianos que celebran las Misas los domingos, entran en una iglesia pero no saben si volverán a salir", tras visitar varias ciudades de México este mes como parte de la segunda Noche de los Testigos, organizada por Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN).

Precisó que "una mujer durante la Misa de la Nochebuena tuvo que perder a todos los miembros de su familia". "Ella dijo en el entierro que no va a rendirse, que permanecerá siendo una católica hasta la muerte, que eso no le va a quitar la fe. Con esta paz del corazón, con esta actitud de perdón, están dando un gran testimonio. Los cristianos del norte de Nigeria están sufriendo y es donde también hoy estamos viendo un gran testimonio de la fe, a pesar de los sufrimientos en manos de Boko Haram", aseveró, al recordar que hace 2 años "en medio de la Misa" un sacristán le avisó que recibieron un "mensaje de que Boko Haram va a entrar al pueblo y que van a atacar a los cristianos". 

"Estuve asustado y pregunté si tenía que terminar la Misa para que se vaya la gente. Y me dijo que no, nunca abandonaron su iglesia por el miedo de que van a entrar a matar, si empiezan a vivir así, estos habrán ganado la guerra. Tuve temor, pero viendo a la gente alabando a Dios, rezando, yo me tuve que preguntar: 'Tú, siendo un sacerdote estás con miedo, mientras esta gente está alabando a Dios'. Celebramos bien sin problema. Desafortunadamente, por la noche de aquel día, recibimos un mensaje de que ya habían entrado en otro pueblo que estaba al lado y mataron 6 personas. Al día siguiente estuvimos en el entierro de ellos", indicó. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.