POR PRESIÓN ABORTISTA PODRÍA TENER PENA DE HASTA 2 AÑOS DE PRISIÓN.

Declaran culpable al médico Rodríguez Lastra por negarse a realizar un "aborto" a una embarazada de 22 semanas y salvar las 2 vidas

El ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra fue declarado culpable del "delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público", tras negarse en 2017 en el hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti a realizar un "aborto" a una mujer con más de 5 meses de embarazo que dijo que fue violada, y lograr salvar la vida de ella y el niño por nacer, que fue dado en adopción y hoy tiene 2 años. Actualmente, se desconoce si el violador de la joven fue denunciado. 

21.05.2019  |  Argentina  |  Jennifer Almendras.

El ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra fue declarado culpable del "delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público" por presión abortista, tras negarse en abril de 2017 a realizar un "aborto" a una mujer de 19 años con más de 5 meses de embarazo que dijo que fue violada, y lograr salvar la vida de ella y el niño por nacer, que fue dado en adopción y actualmente tiene 2 años, el martes 21 de mayo. Durante la noche del 20 de mayo hubo movilizaciones bajo la lluvia en distintas ciudades, principalmente se realizó una vigilia en Cipolleti, donde ocurrió el hecho y el médico fue juzgado. La diputada provincial y militante proaborto Marta Milesi fue quien lo denunció. 

El juez Álvaro Meynet afirmó que informará en los próximos días la pena, según 'LMCipolletti', que podría ser de hasta 2 años de prisión en suspenso e inhabilitación para ejercer la medicina, pese a que actuó de forma idónea, dado que la paciente llegó en mal estado de salud con "cuadros febriles", por lo que estaba en riesgo tanto la vida de la madre que tenía un embarazo de 22 semanas y media de gestación, como la del feto que ya pesaba más de 500 gramos. Una junta médica del hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti fue la que decidió fijar una fecha para una cesárea, cuando el bebé fuese viable, lo que se hizo a los 7 meses y medio. 

"Ella decía que le habían dado una pastilla abortiva, pero no en el hospital; se la dieron las integrantes de una red llamada de 'Socorristas', una agrupación feminista que 'asiste' a mujeres que quieren abortar. No pongo en duda la palabra de la mujer sobre la violación, pero de acuerdo a la mismísima OMS, a partir de la semana 22 y por encima de 500 gramos del feto, ya no es un aborto", aseveró el médico, durante el juicio, según indicó 'Telefe Noticias'. Actualmente, se desconoce si el violador de la joven fue denunciado o identificado. Todos los ginecólogos y obstetras del hospital de Cipolletti se inscribieron como objetores de conciencia, tras este caso. 

Fuente: Agencias.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.