DENUNCIÓ USO DE NIÑOS PARA PROMOVER AGENDA LGBT.

Sacerdote de México: "No existe el derecho a adopción, existe el derecho de los niños a ser adoptados, a tener un padre y una madre"

El canónigo penitenciario de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, indicó que "la figura del padre y de la madre son fundamentales en el desarrollo psicológico de los niños". "Usar a dos niños para defender y promover la agenda LGTB, es un abuso infantil", denunció, al recordar a los menores criados por una pareja de lesbianas presentados en el Senado. Alertó que "los católicos debemos estar muy atentos y no permitir que como una marea insana" la ideología de género logre contaminar "la mente y la conciencia de nuestros niños y jóvenes". 

YouTube Contra Réplica.

05.06.2019  |  Familia  |  Jennifer Almendras.

El sacerdote y canónigo penitenciario de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, afirmó que "no existe el derecho a adopción, existe el derecho de los niños a ser adoptados, a tener un padre y una madre", en su columna 'Escandaloso abuso infantil', al denunciar el uso de niños para promover la agenda del lobby LGTB, el lunes 3 de junio pasado. En un foro en el Senado en mayo pasado, se presentaron 2 niños criados por una pareja de lesbianas, donde uno de los menores se autodefinió supuestamente como "bisexual", mientras que el otro dijo ser "bisexual y trans".

"Usar a dos niños para defender y promover la agenda LGTB, es a todas luces un abuso infantil. Un niño de esa edad no puede ser presentado públicamente ni instrumentalizado para defender una agenda inmoral, intrínsecamente perversa y pervertidora, sin que se viole su privacidad y sus derechos fundamentales", consideró, al indicar que "justamente el no vivir y crecer en una familia con un padre y una madre, crea dicha confusión" en los menores. Precisó que "la figura del padre y de la madre son fundamentales en el desarrollo psicológico de los niños y la formación de su personalidad" y aseguró que "el Estado debe cuidar que sean entregados en adopción a familias funcionales compuestas por un padre y una madre".

Aseveró que "los homosexuales pretendan tener el derecho a adoptar es un falso derecho" y recordó que "un niño no es una mascota, es una persona con una dignidad inalienable, que no puede estar a disposición de caprichos narcisistas". "La Iglesia no quitó el dedo del renglón al denunciar la maldad diabólica de la ideología de género (IDG)", sostuvo, al alertar que "los católicos debemos estar muy atentos y no permitir que como una marea insana" la  IDG logre contaminar "la mente y la conciencia de nuestros niños y jóvenes". "El respeto a las personas homosexuales es un deber cristiano, como un deber cristiano es combatir la exaltación de la homosexualidad y la implantación de la IDG promotora de la agenda gay que es la nueva dictadura ideológica de la humanidad", afirmó. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.