1.800.000 PEREGRINARON A BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE ZAPOPAN.

Cardenal Robles asevera que "todo lo que atenta contra la vida es esclavitud idolátrica de los propios caprichos egoístas"

El arzobispo de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, alertó que "las ideologías quieren imponer su agenda en la sociedad y poco a poco van minando las conciencias hasta hacer que parezca bueno lo que no lo es, terminando por confundir y erosionar valores, y paradójicamente los derechos más elementales como el de la vida y el de la libertad de conciencia", al presidir la Misa de bienvenida a la Basílica a Nuestra Señora de Zapopan. 

Facebook ArquiMedios.

16.10.2019  |  México  |  Jennifer Almendras.

El cardenal y arzobispo de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, indicó que "todo lo que atenta contra la vida no puede ser un derecho sino esclavitud idolátrica de los propios caprichos egoístas", al presidir la Misa de bienvenida a la Basílica a Nuestra Señora de Zapopan, en la que las autoridades estimaron que 1.800.000 participaron de la peregrinación en honor a la Virgen María, que comenzó el miércoles 9 de octubre y concluyó el domingo 13. 

"Santa María es tipo y modelo de la Iglesia. Debemos poner la mirada en esta bendita imagen que nos recuerda cuál es nuestra identidad como Iglesia y que nos recuerda cuál es nuestra misión en esta sociedad. Hoy la presencia de la Iglesia, Esposa del Príncipe de la Paz, debe trabajar por la construcción de la paz que se funda y brota en la justicia social y en la solidaridad fraterna. No podríamos aspirar a la paz sin la justicia que comienza con el reconocimiento y el respeto irrestricto de los derechos fundamentales de toda persona, comenzando con el derecho más elemental y que sustenta todos los demás derechos: el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural", precisó. 

El prelado afirmó que "sin el respeto al derecho a la vida, todos los demás derechos son pura ilusión ideológica que terminan por erosionar y deformar los auténticos derechos humanos". "Las ideologías quieren imponer su agenda en la sociedad y poco a poco van minando las conciencias hasta hacer que parezca bueno lo que no lo es, terminando por confundir y erosionar valores, y paradójicamente los derechos más elementales como el de la vida y el de la libertad de conciencia. La Virgen de Zapopan nos recuerda que la auténtica paz solo puede venir de la disposición amorosa de recibir al otro como otro, respetándolo y reconociendo que es valioso por el mero hecho de existir, y ella aceptó ser la Madre del Hijo de Dios a pesar de las consecuencias sociales que pudieran venirle", sostuvo. 

Fuente: ACI Prensa.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.