FRENTE A LA PERSECUCIÓN DE CRISTIANOS EN EL MUNDO.

"San Esteban Protomártir nos muestra que los cristianos deben considerar que pueden ser perseguidos por la fe en Jesús"

El vocero de la Conferencia Episcopal de Polonia, Pawel Rytel-Andrianik, reiteró que san Esteban perdonó a sus atacantes y habló de la importancia del perdón en el cristianismo. "Recordemos que el perdón da libertad y purifica el corazón. Gracias a esto, nos convertimos en verdaderos discípulos de Jesús que no serán vencidos por el mal sino vencedores del mal a través del bien", sostuvo.

Facebook Conferencia Episcopal de Polonia.

27.12.2019  |  Santos  |  Jennifer Almendras.

El sacerdote y vocero de la Conferencia Episcopal de Polonia (CEP), Pawel Rytel-Andrianik, indicó que "puede sorprendernos que en la Iglesia la celebración del nacimiento de Jesús, un pesebre y un alegre villancico, estén relacionados con la historia del primer Mártir", al precisar que "mientras tanto, san Esteban nos muestra que los cristianos deben considerar que pueden ser perseguidos por la fe en Jesús". 

Exhortó a recordar la persecución que padecen muchos cristianos en el mundo actualmente y precisó que "el cristianismo es la religión más perseguida del mundo", tras citar los datos de los informes que realizó la fundación pontificia 'Ayuda a la Iglesia Necesitada'. "En alrededor de 50 países, cristianos mueren a causa de su fe todos los días. En el último año, la persecución empeoró más en el sur y el este de Asia", lamentó Rytel-Andrianik. 

"Debido a la fe, los cristianos también son discriminados en los lugares de trabajo", aseveró el presbítero, quien reiteró que san Esteban perdonó a sus atacantes y habló de la importancia del perdón en el cristianismo. "Recordemos que el perdón da libertad y purifica el corazón. Gracias a esto, nos convertimos en verdaderos discípulos de Jesús que no serán vencidos por el mal sino vencedores del mal a través del bien", sostuvo.

Fuente: Gaudium Press.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.