PRETENDEN DECLARAR LAS PROPIEDADES RELIGIOSAS COMO "BIENES ESTATALES".

Iglesia ortodoxa serbia en Montenegro celebra Nochebuena con protestas contra controvertida ley que afecta bienes religiosos

Miles de fieles de la Iglesia ortodoxa serbia en Montenegro celebraron Nochebuena, el lunes 6 de enero, con protestas contra una ley que pretende registrar como "bienes públicos" todos los inmuebles de las comunidades religiosas, a menos que se presenten documentos que confirman que ya eran propiedad de la Iglesia antes de 1918. Los feligreses se reunieron frente a un templo para iluminar el pesebre y pedir que se elimine la normativa. El metropolita Amfilohije encabezó la ceremonia, junto a los fieles que gritaron "no damos nuestros santuarios".

rtcg.me

07.01.2020  |  Ortodoxos  |  Jennifer Almendras.

Miles de fieles de la Iglesia ortodoxa serbia en Montenegro celebraron Nochebuena, el lunes 6 de enero, con protestas contra una ley que prevé declarar "bienes estatales" las propiedades de las comunidades religiosas, tras ser aprobada el 27 de diciembre pasado. Los ortodoxos celebran la Navidad el 7 de enero, según el calendario juliano. Tras la aprobación de la norma, casi diariamente hay marchas de protesta pacíficas después de las celebraciones litúrgicas, encabezadas por sacerdotes ortodoxos y sin emblemas ideológicos. 

Los feligreses se reunieron frente a un templo para iluminar el pesebre y pedir la retirada de la ley, indicó el portal 'Vijesti'. El metropolita Amfilohije encabezó la ceremonia, junto a los fieles que gritaron "no damos nuestros santuarios". Las manifestaciones se replicaron en Pljevlja, Budva, Cetinje y otras ciudades del país. El Arzobispado montenegrino de la Iglesia ortodoxa serbia, que aseveró en que no hubo consultas durante la preparación de la normativa, anunció que pretenden recurrir la norma ante la Corte Constitucional. Además, preveen que las concentraciones de protesta se celebrarán a partir de ahora dos veces por semana. 

La llamada 'Ley de Libertad Religiosa' pretende registrar como "bienes públicos" todos los inmuebles y propiedades de las comunidades religiosas, a menos que se presenten documentos que confirman que ya eran propiedad de la Iglesia antes de 1918, cuando Montenegro se integró en el entonces Reino de Yugoslavia. La iniciativa indicó que si no existe esa prueba, se considera que esos bienes son estatales y serán registrados supuestamente como "herencia cultural de todos los ciudadanos".

Fuente: Valores Religiosos.

facebook
twitter

SUSCRIPCIÓN

Suscríbase y reciba gratis nuestras novedades.